“Queremos ser hombres cuyos corazones se han vuelto puros, que han descubierto un solo propósito en la vida.”

Pureza de corazón es desear una sola cosa, como una vez dijo Kierkegaard. Queremos ser hombres cuyos corazones se han vuelto puros, que han descubierto un solo propósito en la vida. Por esto, muchas de las cosas que podemos poseer simplemente pierden su atractivo, por lo que deseamos una vida sin distracciones.

Hay muchas cosas que necesitamos para poder desempeñarnos en el mundo moderno, y usamos algunas de ellas para poder ser más efectivos en servir a Dios. Al mismo tiempo no queremos estar atados a ninguna de ellas y regularmente revisamos nuestra vida para asegurarnos que nos deshacemos de cosas innecesarias.

Este ideal también impacta como equipamos nuestra casa, como usamos nuestro dinero, y como utilizamos nuestro tiempo. Así que a la vez que no vivimos en pobreza, buscamos estar sin trabas y viajar ligeros.

NUESTRO LLAMADO

Cristo Céntrico

Fe Compartida

Soltería

Start typing and press Enter to search