Esta Política de Protección de Menores aplica internacionalmente a todos nuestros hermanos donde sea que vivan o estén sirviendo, y está escrita con su aplicación internacional en mente. Si quieres descargar esta Política, por favor haga clic aquí.

Nota: Los Siervos de la Palabra estamos en un proceso de entrenar a nuestros hermanos en la política y asignar oficiales de protección de menores en nuestras diversas regiones, también estamos trabajando para establecer el panel de revisión en cada región.

  1. Introducción

    Los Siervos de la Palabra estamos comprometidos a salvaguardar a todos los menores y jóvenes sin importar su género, etnia, incapacidad, sexualidad o creencias. Nos aseguraremos de que nuestras relaciones con todos estén caracterizadas por el respeto, la modestia, el autocontrol, y la preocupación por el bien de los demás, incluyendo el bien físico, emocional, social y espiritual.

  2. Definiciones:

    1. Los términos ‘niño’, ‘niños’, ‘joven’ o ‘menor’ significan cualquier persona bajo la edad de 18, y pueden ser usados de forma más o menos intercambiable.
    2. El término ‘padre’ significa el padre o madre de nacimiento o adoptivo, el custodio legal o el guardián legal de un menor.
    3. Un ‘hermano’ o ‘miembro’ de los Siervos de la Palabra (SP) significa cualquier hermano comprometido o afiliado con los SP cuyas asignaciones de servicio son decididas y hechas por los SP.

  3. Relacionarnos con menores

    Todos los miembros de los SP tienen algún grado de interacción con menores en los diversos contextos en los que sirven, trabajan y viven, incluyendo pero no solo:
    1. Trabajo con jóvenes: actividades relacionadas con nuestro servicio y misión como orden religiosa.
    2. Relaciones personales con individuos y familias tanto dentro como fuera de la vida comunitaria de la Espada del Espíritu (EDE), incluyendo sus amigos personales y conocidos.
    3. Sus propias familias.  

  4. Código de Conducta para Hermanos Siervos de la Palabra

    1. Al interactuar con menores, los hermanos seguirán el Código de Conducta de los SP descrito en esta sección. (4.0 a 4.18)
    2. Los hermanos recibirán entrenamiento en la Política de Protección de Menores de los SP y la revisarán anualmente.
    3. Los hermanos buscarán que sus relaciones con niños estén caracterizadas por el respeto, la modestia y la preocupación por el bien del niño. Especialmente interesados en el bien espiritual del niño, los hermanos que trabajan o interactúan con menores estarán interesados por todos los aspectos de sus vidas, permaneciendo conscientes de la responsabilidad especial que tienen de protegerlos contra cualquier tipo de daño.
    4. Los hermanos buscarán un enfoque balanceado entre ser accesibles a los menores y mantener dignidad, respeto y distancia apropiados que deberían caracterizar las relaciones entre menores y adultos. Las iniciativas que los menores tomen y las respuestas que los menores hagan a hermanos (p.ej., el nivel de familiaridad o afecto de un niño), no deben determinar la forma en cómo los hermanos se relacionan con los menores.
    5. Los hermanos buscarán primordialmente pasar tiempo con menores en contextos familiares o de servicio, y principalmente en grupo y/o con otros adultos presentes. Aunque no se excluye la relación uno a uno, estas interacciones serán hechas con las salvaguardas apropiadas (ver 4.9 a 4.13 abajo).
    6. Los hermanos no castigarán físicamente ni controlarán a los menores. Si la seguridad de un menor  está en riesgo, los hermanos pueden tomar las acciones necesarias, como brevemente sostener al menor para asegurar su protección (p. ej., para evitar que el menor pase delante de un carro en movimiento, para separar una pelea entre dos menores, para evitar que un menor lastime a otro, etc.). El Oficial de Protección de Menores de los SP  y los padres del menor serán informados de acciones así.
    7. Los hermanos protegerán la modestia y dignidad de los niños en todas las interacciones sin importar la forma o el contexto, sea uno a uno en persona, verbal, o escrita. Como se expresó antes, el nivel de afecto que los niños muestren a los hermanos no debe determinar cómo los hermanos muestran afecto a los niños a cambio.
      1.  El contacto físico con menores solo puede ocurrir en público, nunca en privado. Debe ocurrir solo cuando es apropiado tener contacto físico. Solo podrá ocurrir cuando sea no sexual; esto es, cuando una persona externa, que ejerciendo un juicio razonable, lo percibiría como no sexual.
      2. Los siguientes son ejemplos de expresiones de afecto que se consideran apropiadas:
        • Abrazos breves, incluyendo arrodillarse o inclinarse para un breve abrazo con un niño pequeño.
        • Apretón de manos, palmadas o pequeños golpes puño a puño
        • Palabras de ánimo
        • Brevemente tomarse de las manos para una oración en grupo
      3. Los siguientes son ejemplos de expresiones de afecto que se consideran inapropiadas:
        • Abrazos prolongados o inapropiados
        • Dar masaje un hermano a un menor o un menor a un hermano
        • Cumplidos que tienen que ver con la apariencia física o el desarrollo del cuerpo
        • Cualquier forma de afecto o contacto no deseado
      4. Un hermano le dirá a su grupo fraterno, su anciano y a los padres del menor sobre cualquier contacto físico que haya ocurrido.
    8. Los hermanos serán cuidadosos de no relacionarse con niños en una forma que es o pueda ser interpretada como sexual, sexualmente sugestiva o abusiva. Ver definiciones en sección 8.
      1. Si un menor se relaciona de una forma demasiado familiar o más afectuosa de lo apropiado, el hermano se asegurará de redirigir las acciones del menor y no relacionarse de la misma manera a cambio.
    9. Los hermanos evitarán situaciones donde estén solos en privado con un menor, p. ej., estar solos en una casa, en un cuarto con la puerta cerrada, o fuera de la vista de otros adultos, en un vehículo, etc.  
      1. Las reuniones o actividades uno a uno proveen una oportunidad valiosa para que un niño desarrolle relaciones sanas y crezca en madurez. Sin embargo, tales contactos uno a uno entre un hermano y un menor deben siempre suceder en una forma que sea apropiada, pública y con el consentimiento de los padres del niño.
      2. ‘Pública’ significa visible a otros (esto puede incluir un cuarto con una puerta cerrada, pero con una ventana grande o puerta de cristal por la cual se pueda fácilmente ver a las personas adentro) o en áreas que otros adultos frecuenten regularmente.
      3. Al transportar a menores, los hermanos evitarán viajar con un solo menor en el vehículo. En caso de que la seguridad o alguna otra consideración haga inevitable el viajar a solas con un menor, el hermano reportará esto inmediatamente a los padres del menor y a su grupo fraterno.
      4. Los hermanos nunca dormirán en el mismo cuarto con niños sin compañía. Si se necesita por razones de salud o de seguridad, los hermanos solo dormirán en el mismo espacio inmediato con un niño cuando haya otro adulto presente.
      5. Al pasar la noche con una familia que no sea la suya, los hermanos nunca estarán en privado con un niño mientras estén en la casa de la familia.
    10. Cuando un hermano se ha encontrado en una situación en privado con un menor, la reportará rápidamente a los padres del menor y su grupo fraterno (o anciano).
    11. Los hermanos salvaguardarán la modestia física y la dignidad de los niños, asegurándose de no estar a solas con ellos en baños, duchas o vestidores.  
      1. Si por razones de seguridad hay necesidad de supervisar a niños en tales situaciones, esta supervisión solo sucederá con otro adulto presente.
      2. Cuando sea posible, los vestidores, baños, duchas u otras instalaciones privadas de adultos estarán separados de instalaciones, baños o duchas para menores.
    12. Los hermanos se vestirán con modestia, como corresponde a hombres que buscan ser ejemplos para los jóvenes.
    13. Los hermanos usarán teléfonos, redes sociales, cartas y otros modos de comunicación personal con menores en una forma que sea consistente con el Código de Conducta de los SP.
      1. Tales formas de comunicación constituyen un ‘contexto privado’ y por lo mismo requieren un uso cuidadoso.
      2. Cuando los hermanos usen estos medios de comunicación, lo harán:
        • Con conocimiento y aprobación de los padres del menor.
        • Principalmente para pasar información y hacer arreglos prácticos
        • Con frecuencia limitada
        • No como medio principal para construir una relación ni para relacionarse casual o informalmente con niños
        • Cuando no sea tarde en la noche.
      3. Los hermanos no subirán fotos ni videos de un menor sin el permiso expreso de los padres del menor.
      4. Los hermanos no intercambiarán fotos ni videos con un menor individualmente sin el permiso expreso de los padres del menor.
      5. La frecuencia y el contenido de la comunicación con un menor, sin importar los medios usados, deben siempre ser apropiadas para el rol y la naturaleza de una relación madura.
    14. Al relacionarse con menores, los hermanos no usarán lenguaje sexualmente sugestivo, insinuación sexual, bromas pasadas, comentarios orientados sexualmente sobre el vestido o cuerpo de una persona, ni conversarán sobre experiencia o hábitos sexuales.
      1. Cuando un menor inicie una conversación o preguntas sobre el sexo o el cuerpo, los hermanos pueden escoger contestar la pregunta planteada en una forma apropiada para la edad del menor o remitir al menor a sus padres. Si un hermano elige contestar la pregunta,  informará a otros sobre la conversación según la circunstancia: padres, supervisor de servicio y/o el grupo fraterno (o anciano); protegiendo la confidencialidad del menor según sea apropiado.
    15. Al relacionarse con menores, los hermanos no:
      • Mostrarán o verán películas que contengan escenas sexuales ni imágenes pornográficas;
      • No jugarán juegos de video que contengan violencia sexual ni imágenes sexuales explícitas;
      • No escucharán música con letra sexualmente explícita.
    16. Dentro de nuestras propias familias hay un mayor espacio para la expresión de relaciones con nuestros hermanos y hermanas menores, así como con sobrinas y sobrinos. Los hermanos pueden tener un impacto fuerte en estas relaciones. Por esta razón, deben tener cuidado al relacionarse con menores dentro de sus propias familias y estar en buena comunicación con los padres de esos menores.
    17. Con la excepción de la familia o los ahijados, los hermanos se cuidarán de no formar relaciones exclusivas o ‘especiales’, ni de establecer ‘favoritos’ con niños específicos. No se deben dar regalos especiales a un menor sin la clara aprobación de los padres. Los regalos y las relaciones secretas con un menor nunca están permitidas.
      1. Las relaciones con familia, p.ej., hermanos menores, sobrinas, sobrinos y también ahijados, deben igualmente ser conducidas principalmente dentro del contexto de la familia y el espíritu general de esta política.
    18. En caso de una emergencia, tal como la necesidad de ayudar a un joven que está en peligro o que tiene necesidades médicas inmediatas, puede ser necesario el pasar por alto temporalmente uno o varios de estos lineamientos y principios.

  5. El  Oficial de Protección de Menores

    1. Habrá un SP designado como ‘oficial de protección de menores’ (OPM) en cada región SP.
    2. Cualquiera y todos los miembros de los SP, incluyendo a los ancianos, informarán al OPM de cualquier asunto de protección de menores o preocupaciones de las que estén conscientes o que hayan sido señaladas sobre los SP, (p.ej., preocupaciones observadas en relación con menores participando en un evento promovido por los SP y /o preocupaciones que involucren a un miembro SP, sin importar cuál pueda ser el contexto).
    3. El OPM para una región SP será normalmente nombrado entre alguno de los hermanos que sirva como administrador en esa región. Actuará de parte de los SP como quien es responsable de asegurar que todos los pasos requeridos sean tomados al tratar con asuntos de protección de menores. También habrá un OPM delegado que actuará de parte del OPM si este está incapacitado o no está disponible para llevar a cabo sus responsabilidades. Estas posiciones serán nombradas por el Anciano Regional, y aprobadas por la junta corporativa de cada región, el Anciano Presidente y el Administrador Mayor. Los miembros SP y los representantes apropiados de organizaciones en que los hermanos estén involucrados serán informados de quién es el OPM de su región.
    4. El rol del OPM incluirá las siguientes funciones:
      1. Asegurar que esta Política sea implementada y revisada anualmente por todos los hermanos SP en su región.
      2. Asegurar que se provea entrenamiento en la implementación de la política a todos los miembros.
      3. Asegurar que cualquier preocupación o alegato de abuso que concierna actividades o hermanos SP sea respondida apropiadamente y se tomen las acciones necesarias.
      4. Asegurar que ocurra la comunicación con las partes apropiadas si hay alegatos hechos sobre un miembro SP (ver 6.4 abajo).
      5. Actuar como defensor de cualquier joven o adulto que pueda tener preocupaciones concernientes a la protección de menores que tengan que ver con ellos mismos u otros en relación con los SP o un miembro de los SP.
      6. Asegurar que se realicen revisiones de antecedentes penales para cualquier hermano cuando sea relevante y permitido (o requerido) por la ley, particularmente para hermanos que trabajan con menores.
      7. Confirmar que las organizaciones en que están asignados los miembros SP tengan salvaguardas adecuadas para protección de menores que sean compatibles con los términos de la política de protección de menores de los SP. Si este no es el caso, revisar con el liderazgo SP la sabiduría de tal asignación y si esta es recomendable.
      8. Comunicar anualmente a las organizaciones a las que un miembro SP sea asignado que el OPM SP debe ser informado inmediatamente si surge cualquier asunto de protección de menores o preocupación sobre ese miembro.
      9. Como parte del proceso de tomar una decisión de mover a un hermano de una región a otra, comunicar cualquier y todo asunto de protección de menores que se relacione con el hermano siendo movido, al OPM y el Anciano Regional de la región donde el hermano está siendo enviado.
    5. El OPM será responsable de almacenar de forma segura toda información escrita relacionada con políticas de protección de menores, alegatos, preocupaciones que han surgido, acciones tomadas y comunicaciones relacionadas. Estos registros serán mantenidos indefinidamente, sujetos a requerimientos legales que apliquen.
    6. Si y cuando se necesite, el OPM puede delegar algunas de las tareas y/o buscar la ayuda de otra persona o personas para asegurar la ejecución de sus responsabilidades, mientras mantenga clara supervisión de todo el proceso.

  6. Lidiar con preocupaciones o alegatos de abuso

    1. Cualquier preocupación o alegato relacionado con el bienestar de un menor, ya sea reportado por un adulto o una persona joven, será tomado seriamente por los Siervos de la Palabra y se responderá de forma apropiada.
    2. Los Siervos de la Palabra cooperarán, según se requiera, con cualquier investigación llevada a cabo por autoridades civiles/del estado asegurándose de no impedir tal investigación.
    3. Cualquier hermano SP, empleado o delegado de los SP que se entere de un asunto o preocupación de protección de menores lo informará inmediatamente al OPM.
      1. Cualquier persona, incluyendo un miembro, puede señalar una preocupación relacionada con un SP sobre menores al OPM.
      2. Un miembro que tenga una preocupación, o ha sido informado sobre el posible abuso de un menor en un evento o contexto SP, o esté enterado de una transgresión de la política por un miembro SP o en un contexto SP, debe informar al OPM de los SP en las siguientes 24 horas del descubrimiento.
      3. Bajo ninguna circunstancia un hermano que esté enterado de una preocupación puede llevar a cabo su propia investigación.
      4. La investigación y discusión de tales asuntos debe limitarse a las partes apropiadas, p.ej., el OPM, las autoridades legales, etc. 
    4. El OPM puede buscar ayuda de agencias civiles, legales o del estado según sea apropiado.
    5. El OPM:
      1. Contactará de inmediato las autoridades civiles/del estado apropiadas si hay un menor en peligro inmediato.
      2. Comunicará a las autoridades civiles/del estado preocupaciones o alegatos según sea requerido o apropiado bajo las leyes de la localidad en que un alegato sea llevado a cabo.
      3. Informar a los padres del menor de preocupaciones o alegatos.
        • La respuesta automática de los SP es informar a los padres de asuntos relacionados con sus hijos.
        • Si el contactar a los padres puede poner a un niño en peligro mayor o adicional, esto es, cuando es posible que los padres estén agrediendo a sus hijos, las decisiones sobre comunicación parental quedarán a discreción de las autoridades civiles/del estado.
      4. Informará a su Anciano Regional y su oficial de respuesta legal de cualquier preocupación o alegato que le haya sido presentada. Y, según sea apropiado, podría informar también al Anciano Presidente, el Administrador Regional y/o el Administrador Mayor.
      5. Informará al Moderador del Panel de Revisión y al Coordinador Regional Externo de la EDE.
      6. Según sea apropiado, se asegurará de que otras partes relevantes sean informadas de las preocupaciones o alegatos, haciéndolo con la debida consideración de principios de confidencialidad.
        • El Coordinador Mayor de la Comunidad local de la EDE.
        • La compañía de seguros de los Siervos de la Palabra.
        • La asesoría legal de los Siervos de la Palabra.
    6. El OPM mantendrá un registro escrito de los hechos sobre preocupaciones y/o alegatos recibidos, de las comunicaciones con las diversas personas y organizaciones, así como de los pasos específicos tomados a lo largo del proceso de respuesta.
    7. Toda comunicación será hecha de tal forma que no se perjudique ninguna investigación civil o del estado.
    8. El Anciano Regional:
      1. Informará al hermano que es sujeto de las preocupaciones o alegatos y, si se conocen, lo informará de los asuntos específicos.
      2. Puede, inmediatamente o en cualquier momento después, poner al hermano bajo licencia administrativa. La ‘licencia administrativa’, en tales circunstancias, puede incluir remover a un hermano de sus responsabilidades, cambiar su residencia, y/o limitar sus movimientos e interacción con ciertas partes involucradas según sea apropiado o necesario. Tales acciones solo pueden ser tomadas si al hacerlo no se impide la investigación de preocupaciones o alegatos que hayan sido presentados. Normalmente estas acciones se tomarán consultando con el Anciano Presidente de los Siervos de la Palabra si él puede ser contactado.
      3. Puede tomar otras acciones según lo considere necesario o apropiado.

  7. Panel de Revisión

    1. Cada región SP tendrá un panel de revisión que funcionará como cuerpo de consulta confidencial para el Anciano Regional y el Anciano Presidente.
    2. Los propósitos del Panel de Revisión serán:
      1. Aconsejar a los SP sobre acciones pastorales y disciplinarias cuando se hayan hecho alegatos sustanciales contra un SP.
      2. Aconsejar a los SP sobre acciones pastorales y disciplinarias cuando se hayan hecho alegatos sin fundamento  contra un SP.
        • Este rol es particularmente importante en situaciones en que las autoridades civiles no estén involucradas, hayan decidido no involucrarse o estén involucradas pero no dirijan de ninguna forma definitiva; p.ej., que no presenten cargos.
      3. Revisar y aconsejar a los SP en su política de protección de menores.
    3. El Panel de Revisión estará compuesto por al menos cuatro miembros, de los cuales todos son de alta integridad y buen juicio. Al menos un miembro será un coordinador de la EDE, al menos un miembro tendrá experiencia en el manejo de abuso de menores, y al menos un miembro será una mujer. Los miembros de la EDE no serán una mayoría en el Panel. Ninguno de los miembros del Panel será miembro de los SP.
    4. Los miembros del Panel de Revisión serán nombrados por el Anciano Regional y aprobados por la junta corporativa de la región, el Anciano Presidente, el Administrador Mayor, y el Coordinador Regional Externo,
    5. Los miembros del Panel de Revisión servirán por plazos de tres años.
    6. Los miembros del Panel de Revisión se reunirán al menos una vez al año con el Anciano Regional y el OPM. Las reuniones pueden ser hechas por conferencia virtual.
      1. Cuando no haya eventos o problemas específicos que requieran la acción del Panel en el momento en que se hace la reunión, esta se usará por los SP como un vehículo externo de actualización y rendición de cuentas.

  8. Definiciones de abuso

    Estas provisiones, con modificación apropiada, aplican también para adultos vulnerables.

    El maltrato de un menor puede ser causado al infringirle un daño, o al no actuar para prevenir el daño. Los menores pueden ser abusados en contextos familiares, institucionales o comunitarios; por aquellos a quienes conocen o, con menos frecuencia, por extraños (incluyendo a través del internet). Pueden ser abusados por un adulto o adultos, o por otro menor u otros menores. Las siguientes definiciones están basadas en la Convención de Derechos del Niño de las Naciones Unidas. Las cuatro categorías de abuso son:
    1. Físico
      El daño físico deliberado a un niño, o la negligencia deliberada para prevenir el daño o el sufrimiento físico. Esto puede incluir golpear, sacudir, lanzar, envenenar, quemar, ahogar, sofocar, encerrar en un cuarto o espacio, fabricar los síntomas de, o deliberadamente inducir enfermedad en un menor, o darle inapropiadamente medicinas de control de comportamiento.
    2. Sexual
      Forzar o seducir a un menor o persona joven a tomar parte en actividades sexuales, sin involucrar necesariamente un alto nivel de violencia, ya sea que el menor esté consciente o no de lo que está ocurriendo. Las actividades pueden involucrar contacto físico, incluyendo la violación por penetración (incluido el sexo oral) o actos sin penetración tales como masturbación, besos, roces o tocamientos al cuerpo. También pueden incluir actividades que no sean de contacto tales como involucrar al menor en ver o producir imágenes sexuales, observar actividad sexual, llevar al menor a comportarse de formas sexualmente inapropiadas, o seducir a un niño llevándolo hacia el abuso (incluyendo vía la internet).
    3. Emocional
      El maltrato emocional persistente de un menor que cause efectos adversos severos y permanentes en el desarrollo emocional del menor. Puede involucrar el transmitirle a menores que no tienen valor, o no son amados, que son inadecuados o apreciados solo en la medida en que cumplan las necesidades de ora persona. Puede incluir no darle al niño las oportunidades para expresar sus puntos de vista, silenciarlos deliberadamente o ‘burlarse’ de lo que dicen o cómo lo comunican. Puede incluir ver o escuchar el mal trato de otro. Puede incluir el matonismo (incluso virtual), causando al menor que se sienta constantemente asustado o en peligro, o la explotación o corrupción de un menor. El abuso emocional está involucrado en todo tipo de maltrato de un menor, aunque puede ocurrir por sí solo.
    4. Descuido
      Fallar de forma persistente en proveer las necesidades básicas físicas y/o psicológicas de un menor, lo cual llevaría a impedimentos serios en la salud o desarrollo del menor. El descuido puede ocurrir durante el embarazo como resultado del abuso de sustancias por parte de la madre. Una vez que el niño ha nacido, el descuido puede incluir que un padre o custodio no:
      1. Provea el alimento, el vestido y la habitación adecuada (incluyendo la exclusión de un hogar o el abandono);
      2. Proteja a un menor de peligro o daño físico y emocional;
      3. Asegure la supervisión adecuada (incluyendo el uso de cuidadores inadecuados); o
      4. Asegure el acceso a tratamiento y cuidado médico apropiado.

        También puede incluir el descuido o la falta de respuesta a las necesidades emocionales básicas del menor.

Comience a escribir y presione enter para buscar